Artículos recientes
Buscar en blog

Guía para el Uso Seguro y Eficiente de Lejía y Amoníaco en la Limpieza

Publicado hace7 Meses Hace

La limpieza es una parte esencial del mantenimiento del hogar y de espacios comerciales, y el uso de productos químicos como la lejía y el amoníaco es común para eliminar gérmenes y manchas difíciles. Sin embargo, es crucial comprender cómo utilizar estos productos de forma segura y efectiva para evitar accidentes y daños. En esta guía, aprenderemos sobre el correcto uso de la lejía y el amoníaco en la limpieza, así como algunas precauciones importantes.

Lejía: Un potente desinfectante 

La lejía, también conocida como hipoclorito de sodio, es un poderoso desinfectante y blanqueador. Se utiliza comúnmente para desinfectar superficies, eliminar manchas y desodorizar áreas con olores desagradables. Sin embargo, antes de utilizar la lejía, ten en cuenta lo siguiente:

Ventilación adecuada: La lejía emite vapores fuertes y tóxicos, así que asegúrate de trabajar en áreas bien ventiladas. Abre las ventanas y puertas para permitir la circulación de aire.

Protección personal: Usa guantes de goma, gafas protectoras y ropa adecuada al manipular la lejía. Evita el contacto con la piel y los ojos para prevenir irritaciones.

Mezcla adecuada: Sigue siempre las instrucciones del fabricante para diluir la lejía correctamente en agua. Nunca mezcles lejía con otros productos químicos, especialmente amoníaco, ya que puede producir gases tóxicos.

Superficies adecuadas: La lejía es eficaz en superficies no porosas como azulejos y vidrio, pero puede dañar materiales sensibles como madera, mármol o aluminio.

Aquí te dejamos algunas de nuestras lejías: https://noberplast.com/143-lejias-y-amoniaco

Amoníaco: Un poderoso desengrasante

El amoníaco es un excelente desengrasante y limpiador multiusos que se utiliza para eliminar la grasa y la suciedad de superficies como ventanas, espejos y pisos. Sin embargo, el amoníaco es un producto químico fuerte que debe usarse con precaución:

 

Ventilación adecuada: Al igual que con la lejía, utiliza el amoníaco en áreas bien ventiladas para evitar la inhalación de vapores fuertes y potencialmente peligrosos.

Protección personal: Usa guantes y gafas protectoras al manipular amoníaco para evitar el contacto directo con la piel y los ojos.

Mezcla adecuada: Nunca mezcles amoníaco con lejía u otros productos químicos, ya que puede generar gases tóxicos y peligrosos.

Superficies adecuadas: El amoníaco es seguro para usar en superficies no porosas, pero evita utilizarlo en superficies de mármol o granito, ya que puede dañarlas.

Aquí te dejamos algunos de nuestros amoniacos: https://noberplast.com/143-lejias-y-amoniaco

 

Precauciones generales

Además de las precauciones específicas para cada producto, es fundamental tener en cuenta algunas precauciones generales al limpiar con productos químicos.

Almacenamiento seguro: Guarda los productos químicos de limpieza en su envase original y en un lugar seguro, fuera del alcance de niños y mascotas.

Lavado de manos: Lávate las manos cuidadosamente después de manipular productos químicos y antes de comer o tocar tu cara.

Etiquetas e instrucciones: Lee siempre las etiquetas de los productos y sigue las instrucciones del fabricante para un uso adecuado.

Prueba en áreas ocultas: Antes de utilizar un producto en una superficie, realiza una pequeña prueba en un área oculta para asegurarte de que no dañe el material.

 

El uso adecuado de la lejía y el amoníaco en la limpieza es esencial para garantizar un ambiente limpio y seguro. Siempre recuerda seguir las precauciones específicas para cada producto y las precauciones generales mencionadas en esta guía. Con conocimiento y cuidado, podrás aprovechar al máximo los beneficios de estos productos químicos mientras proteges tu salud y la de los demás.

Menu

Configuración

Pulsa para más productos
No se han encontrado productos