Los 10 falsos mitos sobre el plástico

Llevamos una etapa donde la campaña de demonización del plástico está haciendo mucho daño, sobre todo tratándose de una cuestión de desconocimiento por parte de la población.

Desde Noberplast ya apoyamos la campaña #NoCulpesAlPplástico, dónde se hablaba de los importantísimos usos que este material tiene, así como de la necesidad de un buen uso y reciclaje por nuestra parte que al final somos pieza clave, para que no se convierta en un material a desechar.

¿Por qué el plástico y el medio ambiente se han convertido en conceptos antagónicos en los últimos años?

Es sobre todo, debido a la escasa concienciación que aún tiene la sociedad en materia de reciclaje lo que lo convierte en un enemigo que en realidad no es.

Por eso hemos querido recoger 10 mitos que el Instituto Tecnológico del Plástico y Cicloplast editaron en una guía para romper mitos con argumentos técnicos y científicos que se tienen sobre este material y que sin duda queremos corregir:

  1. El plástico es malo porque procede el petróleo. Existen plásticos que proceden del petróleo, y otros procedentes de fuentes renovables (patata, maíz, caña de azúcar…).
  2. No son adecuados para almacenar alimentos infantiles. Los plásticos son muy fáciles de esterilizar y permiten el envasado al vacío y en atmósfera inerte
  3. No se pueden meter en el microondas. Existen productos plásticos aptos para microondas.
  4. No son biodegradables y no se eliminan. Los hay biodegradables y no biodegradables. Dependiendo principalmente del uso final y de la posibilidad de gestión final, será más idóneo utilizar plásticos biodegradables o no biodegradables.
  5. Todos los plásticos acaban en el mar. Los residuos plásticos, al igual que el resto de residuos, hay que tratarlos adecuadamente y depositarlos en las zonas o contenedores destinados a este fin, para que sean gestionados y reciclados y así darles el tratamiento adecuado y una segunda vida.
  6. En España se recicla menos. Según indica el informe ‘Plastics-the facts’. España ocupa el 7º puesto de los 10 países europeos que más reciclan, por delante de Francia o Reino Unido. En 2012 el índice de reciclado de plásticos en España fue del 28%, dos puntos porcentuales más por encima de la media europea y superando a Países como Francia e Italia entre otros. Sin embargo en valorización energética, estamos muy por debajo de la media Europa.
  7. No es necesario separar los plásticos porque acaban en el mismo camión de la basura. Los residuos de envases plásticos depositados en los contenedores amarillos se recogen de forma separada y se transportan hasta las plantas de selección para su posterior tratamiento.
  8. Las bolsas de plástico no se pueden reciclar. Las bolsas de plástico son unos de los productos más fáciles de reciclar y se deben depositar en el contenedor.
  9. Las bolsas de tela son más sostenibles que las de plástico. Hay estudios que indican que las bolsas de plástico reutilizables son las de mejor comportamiento ambiental respecto a las distintas opciones: son 100% reciclables, consumen mucha menos energía en su producción que las de papel o algodón y no necesitan de un sistema y condiciones de gestión tan específicos como las biodegradables de un solo uso.
  10. No hay productos hechos con plástico reciclado. Los mercados tradicionales para el plástico reciclado son el de la tubería (22%), las piezas industriales (18%) y las bolsas de basura (16 %).

Si no leíste el artículo donde os hablábamos de todos los beneficios y usos del plástico, pásate por nuestro blog.

¡Te va a sorprender!

#NoCulpesAlPlástico

Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.